Audiovisual Sport (AVS), controlada por Sogecable, ha cortado la señal televisiva de la Liga española de fútbol a Mediapro afirmando que no se restablecerá hasta que la productora catalana le pague una deuda de 58 millones de euros. Esto significa que La Sexta, en la que Mediapro tiene una participación de referencia, no podrá emitir en abierto los partidos del sábado. Por su parte, Mediapro afirma que no adeuda cantidad alguna a AVS ni a Sogecable, sino que son estas las que le deben un total de 31 millones.