El fabricante alemán de automóviles Audi, del grupo Volkswagen, y su socio chino FAWhan inaugurado una nueva fábrica en la ciudad de Changchun, que ha supuesto una inversión de cien millones de euros, informó la compañía. La firma de los cuatro aros enmarca la iauguración de estas instalaciones en su objetivo de elevar sus ventas en China hasta 200.000 unidades en 2015. En los ocho primeros meses de este año, sus matriculaciones crecieron un 17,4%, con 93.610 unidades.