Atresmedia se convierte hoy en uno de los valores más penalizados de esta sesión después de recibir una rebaja de recomendación por parte de Deutsche Bank, justamente el día en el que celebra su junta de accionistas.

Atresmedia ha abierto la sesión con un importante hueco bajista y sigue descendiendo, penalizado por la decisión de Deutsche Bank de rebajarle el consejo de mantener a vender y recortar el precio objetivo de 10 a 9 euros. Los inversores salen del valor porque, si se cumplen las cábalas de Deutsche Bank, Atresmedia podría descender más de un 22% tomando como referencia los 11,6 euros de precios de cierre de ayer.

Además, este descenso le ha llevado a romper de una vez la parte baja del canal alcista en el que se mueve desde noviembre de 2016. Atresmedia se había revalorizado un 32% dentro de este canal pero, si no lo recupera, corre el riesgo de perforar el soporte de los 11 euros, nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci del 50% y que además ya ha perforado hoy en el intradía. Por debajo de los 11 euros el siguiente nivel de referencia son los 10-10,10 euros (38,2% de Fibonacci). En cambio, si Atresmedia recuperar el canal alcista, podría volver a atacar los 12 euros, zona de máximos anuales y 61,8% de Fibonacci.

atresmedia

Hoy la compañía de contenidos audiovisuales celebra su junta de accionistas, en la que, entre otras propuestas, aprobará un dividendo extraordinario, con cargo a reservas de libre disposición, por importe máximo de 101.580 miles de euros, equivalente a 0,45 euros por acción, que se hará efectivo el 21 de diciembre.

Este dividendo se sumará al dividendo complementario de 0,25 euros que se repartirá el 21 de junio, y al dividendo a cuenta de 0,47 euros que abonó el pasado 14 de diciembre. Con todo ello, la rentabilidad por dividendo con cargo a 2016 aumentará al 8%. Además, desde la propia Atresmedia su director de relaciones con inversores, David Gómez Baquero, afirma que  su intención es “repartir todo el cash flow en dividendos.