El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, insistió hoy en que es necesario que "se ponga en marcha ya" la línea de Avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) aprobada por el Parlamento que cubra la deuda contraída por las corporaciones locales con los trabajadores autónomos. Del mismo modo, Amor calificó como "un fracaso" la línea ICO-Liquidez, criticando los "duros niveles de garantía" exigidos, y denunció que a 31 de marzo, de las 17.700 operaciones gestionadas por esta vía de inyección de capital, sólo 4.192 fueron concesiones a solicitudes de trabajadores autónomos, un 24% del total. "El plazo anunciado por el presidente del Gobierno ha terminado y la financiación sigue sin llegar y por tanto es necesario que se busquen nuevos canales de distribución como las comunidades autónomas o el Instituto Financiero", argumentó Amor.