La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) consideró hoy que la "escalada sin control" de la inflación "tocó su techo" en julio, y auguró una mejoría en la situación tras el descenso de los precios del petróleo. La organización de autónomos espera que a partir de agosto la inflación inicie "una línea descendente", que lleve la tasa al entorno del 4,5% a finales de año. ATA afirma que aunque los precios "se relajaron" en julio, con una caída mensual de cinco décimas achacable a las rebajas de verano, el hecho de que la tasa interanual haya subido hasta el 5,3% supone un dato "negativo" que eleva el diferencial de precios con la UE y que aleja la inflación del objetivo del 2%.