El Consejo de Administración de Astroc ha aceptado la dimisión de su consejero delegado, Juan Antonio Alcaraz, que abandona el cargo seis meses después de que fuera nombrado para dar nuevos aires a la inmobiliaria tras la crisis sufrida en bolsa.Fuentes cercanas a la compañía explicaron que esta dimisión tiene que ver con los cambios accionariales que experimentará la inmobiliaria en la fusión con Rayet Promociones y Lanscape, tras la cual Rayet se convertirá en el socio de referencia al controlar más del 30% del capital social.
Rayet blindó su participación en la futura Astroc con un acuerdo suscrito el pasado 10 de octubre con el fundador y todavía principal accionista de la inmobiliaria, Enrique Bañuelos, lo que ha introducido cambios en los planes de la compañía. Esos planes pasaban por trasladar la sede de Astroc a Barcelona para aprovechar la infraestructura de Landscape, que daría su nombre a la sociedad resultante de la fusión, situación que ha cambiado con el acuerdo entre Rayet y Bañuelos, que previsiblemente implicará que el centro de decisión de la futura compañía se sitúe en Madrid.