AstraZeneca  dijo el miércoles que ha retirado las solicitudes a las autoridades estadounidenses y europeas para la comercialización de su tratamiento para el cáncer Zactima después de que se le dijera que podría no ser aprobado porque su efectividad se ha puesto en duda.  En junio, AstraZeneca acudió a la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense -FDA, por sus siglas en inglés- en busca de permiso para utilizar el medicamento en combinación con quimioterapia como tratamiento de las fases avanzadas del cáncer de pulmón de células no pequeñas en pacientes que habían probado ya otras terapias.