Dice el dicho que “todo lo que sube, acaba cayendo”. En estos días podríamos aplicar el cuento a ArcelorMittal, que ha pasado de ser el adalid de la subidas del Ibex 35, a la “oveja negra”. Hoy, además, está dibujando una importante vela roja que le lleva a perforar el 38,2% de Fibonacci.

ArcelorMittal ha pasado de lo más alto, a lo más bajo de la tabla. La acción, que desde los mínimos históricos que marcó en febrero de 2016 y hasta los máximos del pasado mes de febrero protagonizó una recuperación fulgurante, se ha convertido en el valor más vendido del selectivo en las últimas sesiones. Así, suma ya siete sesiones consecutivas en negativo, dejándose un 15%.Lo grave es que esta caída repentina le ha llevado a perder el canal alcista en el que se movía desde finales de junio. Además, hoy está perforando el soporte de los 7 euros marcado por el retroceso de Fibonacci de todo el movimiento de subida desarrollado desde junio.

Las siete sesiones de caídas seguidas han hundido su RSI en niveles que alertan de sobreventa (22 puntos). En caso de rebote sería importante que ArcelorMittal recuperara los 7,70 euros  (23,6% de Fibonacci) para volver a entrar en el canal alcista perdido.

ArcelorMital cotiza en mínimos del ejercicio y en precios que no visitaba desde noviembre. Por ende, en este 2017 ya ha entrado en terreno negativo, cayendo más de un 4% desde el uno de enero, casi un 25% desde los máximos del año y un 15% en la última semana.