El mercado parece que resiste y paerce que aprovecha la vuelta de vacaciones para coger la inercia positiva. Veremos lo que ocurre a partir de ahora.

A priori el principal factor de riesgo son las elecciones de Francia, después de que las encuestas proyecten que Melenchon pueda llegar a la segunda vuelta. El mercado no quiere que los dos partidos más radicales tengan opciones de victoria.

Podríamos ver un refugio en la liquidez en los clásicos activos refugio: repuntes en el oro, el yen o el Treasury americano. Si en la segunda vuelta llega Macron no sería un escenario preocupante.

La caída en el precio del mineral de hierro es algo puntual. No hay que dejarse llevar por la caída de hoy. ArcelorMittal y Acerinox siguen siendo una apuesta favorable en los próximos seis o nueve meses.

El rebote de Banco Popular en parte debería ser esperable. Después de la caída del 25% durante las sesiones de la semana pasada después de la junta de accionistas donde se abrió la posibilidad a la ampliación de capital. Nosotros contemplamos dos escenarios posibles: una lenta reestructuración y por una progresiva venta de los activos improductivos; la segunda opción es una operación corporativa aunque antes debería avanzar en su reestructuración para que esto se pueda dar.

Declaraciones a Radio Intereconomía