Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo, ha aumentado su capacidad de producción de 10,5 millones de barriles diarios a 12, según la empresa estatal saudí Aramco. El director de Aramco, Abdelaziz al Faleh, en unas declaraciones aparecidas hoy en el diario de capital saudí Al Hayat, aseguró que aunque la demanda de petróleo ha descendido desde el año pasado, su empresa "todavía cree en que a largo plazo la demanda mejorará".