Apple superó el umbral del millón de unidades vendidas de la versión 3G del iPhone el pasado domingo, tan sólo tres días después de empezar a venderlo en 21 países de todo el mundo, incluida España, informó hoy la compañía con sede en Cupertino. En concreto, el nuevo iPhone se puso a la venta el viernes pasado en Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Finlandia, Alemania, Hong Kong, Irlanda, Italia, Japón, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Portugal, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, y empezará a venderse en Francia el próximo 17 de julio.
"El iPhone 3G tuvo un primer fin de semana sensacional", confesó el consejero delegado de Apple, Steve Jobs, quien recordó que la primera versión de su dispositivo "estrella" tardó 74 días en alcanzar el millón de unidades vendidas. El nuevo iPhone 3G combina todas las funcionalidades de la versión original con el 3G-HSDPA o banda ancha en el móvil, lleva incluido un GPS para integrar servicios móviles basados en la localización e incorpora iPhone 2.0, el software para sincronizar Microsoft Exchange. En España, Telefónica comenzó a venderlo el viernes pasado en 1.500 puntos de venta de toda España, que tiene previsto ir incrementando progresivamente. Hasta el día del lanzamiento, más de 200.000 usuarios habían mostrado su interés en la página web de la operadora, de los que entre un 40% y un 50% son clientes de otras compañías. La operadora advirtió al presentar las tarifas de posibles "dificultades" en la comercialización del terminal durante los primeros días. Según fuentes cercanas a la compañía, Telefónica ha visto cumplidas sus expectativas en el primer fin de semana, llegando casi a agotar las existencias.