Apple ha aceptado igualar en un periodo de seis meses los precios de las descargas musicales de su servicio iTunes en el Reino Unido con los del resto de la Unión Europea (UE), según la Comisión Europea. En la actualidad, Apple cobra en torno a un 10% más por las descargas musicales a los internautas británicos que a los de la zona euro, lo que ha llevado a los servicios de competencia de la Comisión a abrir un expediente contra la multinacional informática. La investigación comunitaria ha aclarado que no hay acuerdos entre Apple y las grandes compañías discográficas para organizar la estrategia comercial de iTunes en Europa, por lo que el Ejecutivo comunitario ha decidido archivar su expediente.