Seguimos con la fiesta alcista de los mercados aunque la última hora de negociación nos deja un ligero sabor amargo, no es que los indicadores americanos hayan caído, sino por la bajada de 5 puntos del índice desde el máximo de la sesión.
Finalmente hemos cerrado con subidas en los 3 indicadores de (DJI, por varios motivos entre ellos: la euforia europea toda la jornada por el buen dato de empleo de Australia, los jobless claim mejores de lo esperado, las ventas minoristas de septiembre mejor de lo esperado y los resultados tanto de Alcoa de anoche como los de hoy de Pepsi.

La razón de caída de los indicadores la encontramos por un lado en el sector asegurador americano donde se ha planteado en el senado la posibilidad de crear un “windfall profit tax”, una especie de impuesto sobre beneficios que no sean recurrentes para cubrir el desfase del sistema médico americano y por otro lado por la subasta de bonos a 30 años, donde el mercado está muy susceptible a las emisiones del Tesoro y más a este plazo, y la subasta ha tenido un “bid to cover ratio” (demanda sobre oferta) de 2,37 veces, el nivel más bajo de las últimas 10 subastas, esto ha llevado a los tipos a largo plazo a subidas de más de 10 puntos básicos y ha hecho retroceder a los mercados.

El mercado está muy complicado con varios fuertes abiertos ($, petróleo, oro, bonos, bolsa) y la relación entre todos estos activos ha dejado de tener cualquier lógica y vemos días que suben los 5 o bajan los 5 cuando algunos son activos cuyos movimientos deberían ser inversos y hoy han caído el precio de los bonos y se ha llevado parte de la subida de la bolsa.

Niveles técnicos del futuro del mini del S&P500 a corto plazo: hemos roto los máximos semanales que estaban en los 1.065,60 puntos y el mercado se dirige a los máximos anuales aunque desde el punto de vista técnico con un cierre a estos niveles mantendríamos la tendencia alcista de máximos y mínimos crecientes semanales, como soporte tenemos los 1.021,40 puntos.