Volatilidad a raudales en los mercados americanos con varios datos que han generado fuertes movimientos en los mercados aunque finalmente la fiesta ha terminado mucho más tranquila de lo que habíamos visto en la sesión vespertina, con la aparición de la “mano negra” que hace mucho tiempo que no aparecía y con cierres positivos en DJI (+0.18%) y en el Nasdaq 100 (+0,48%) y negativo en el S&P500 (-0,18%).
Por un lado el crédito al consumo ha salido mejor de lo esperado aunque sigue siendo negativo debido a un incremento de la tasa de ahorro. Por otro lado la subasta de bonos ha tenido un “bid to cover ratio” espectacular de 3,28 veces, el más alto de la historia (el mercado piensa que si hay tanta demanda para comprar bonos este dinero viene de la renta variable) y se ha llevado los tipos a 10 años al 3,29% y nosotros que pensábamos que tenía ya poco recorrido el mercado de bonos ahora si lo tenemos más claro que tiene poco recorrido. Vemos muy débil al sector financiero con caídas en todos los bancos y eso no es bueno para el mercado, a pesar del maquillaje de última hora el ETF del Sector Financiero ha cerrado con una caída del 1,98%

Ya tenemos los resultados de Alcoa con pérdidas menores de las esperadas ( -0,26 vs -0,36) y las ventas han superado las previsiones de los analistas aunque en el “after market”, el mercado que funciona tras el cierre de Wall Street está cayendo un 1%.

Niveles técnicos de los mercados a corto plazo: han intentado mantener el nivel de los 879 puntos al cierre y lo han conseguido en el contado del S&P500 (ha cerrado a 879,56), técnicamente el mercado está muy débil y lo lógico es que tarde o temprano nos vayamos a buscar los 843 puntos del futuro del mini que sería el 38% de corrección de todo el tramo alcista desde el 9 de marzo, o al menos eso es lo que esperamos en Productos y Mercados,