A diez días de que termine el plazo para acudir a la ampliación de capital de la entidad es momento de decidir ¿acudir o no acudir?
La operación parece clara: BBVA ampliará capital en 5.059 millones de euros para la compra del 24.9% de la entidad turca Garanti. La entidad emitirá 749.593.824 acciones nuevas ordinarias a un precio de 6.75 euros y una relación de 1 por 5, de forma que se repartirá una acción nueva por cada cinco que posee en la actualidad.

Y ahí es cuando se generan las dudas: ¿acudir o no acudir a la ampliación de capital? Expertos consultados por Estrategias de Inversión advierten de que en el descuento está la clave y siempre que la cotización de la compañía esté por encima del precio de la operación será recomendable acudir. Hoy la entidad va a favor de estos argumentos: suma un 1.57% y cotiza en los 8.37 euros.

Otra de las razones para acudir a la ampliación es el dividendo por acción. Actualmente el pay out de la entidad está en 0.42 euros, lo que supone un 4.4% de rentabilidad por dividendo sobre el precio actual de cotización y del 6.2% respecto al precio de emisión de las nuevas acciones. Unas condiciones que ‘a priori’ dan algo más de atractivo a la operación. Ello sin olvidar que uno de los principales accionistas de la entidad, Manuel Jove, a través de su sicav, prevé acudir a la operación. Sobre la mesa 250 millones de euros equivalentes al 5% del capital que posee de la entidad aunque podría esperar a los últimos días para dar la confirmación.

Una vez decidido si acudir o no, el accionista debe saber que tiene que dar instrucciones a su entidad financiera antes de la fecha de finalización de la ampliación de capital (19 de noviembre), ya que la suscripción de acciones requiere orden expresa. De esta manera, un accionista de BBVA que tiene 100 acciones en la actualidad, recibirá 100 derechos de suscripción. Por lo tanto podrá suscribir 20 acciones (100/5) desembolsando 135 euros por ellas (6.75X20).

En el caso de que no sea accionista de la entidad, también s posible comprar acciones. El precio de cotización será el mismo sólo que descontado el precio del derecho. Los expertos consideran que a la hora de pensar si comprar una acción vieja (actual) o una nueva (derechos) en un valor tan grande hay que pensar que es posible que la propia entidad haga que ambas cotizaciones estén muy parejas. Eso sin olvidar que estamos en un sector como el financiero que está sufriendo mucho, lo que puede dar oportunidades de entrada a precios inferiores.

Fechas a tener en cuenta

Los actuales accionistas tendrán derecho de suscripción preferente en la ampliación de capital de BBVA, tal y como recoge el documento enviado a la CNMV. En este sentido, el plazo para suscribir derechos finalizará el próximo 19 de noviembre, plazo en el que se extinguirán automáticamente los derechos de suscripción preferente que no hayan sido ejercitados se extinguirán automáticamente.

El 26 de noviembre se asignarán las acciones de la ampliación de capital de BBVA y el 1 de diciembre comenzarán a cotizar los 749.593.824 nuevos títulos. La operación provocará una dilución del 20% en el precio de BBVA.