Amper repartirá mañana un dividendo con cargo a los resultados de 2008 de 0,154 euros, informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una vez descontada la retención fiscal del 18 por ciento que se aplica a estos rendimientos del capital, los accionistas de Amper percibirán un importe neto de 0,126 euros por cada título que posean. Para hacer frente a este pago, la compañía deberá desembolsar 4,4 millones de euros, que se repartirán entre los 28,5 millones de títulos que tienen derecho a percibir dividendo.