El grupo financiero American Express ha aceptado pagar 65 millones de dólares por no detectar transacciones de dinero relacionadas con drogas durante varios años a través de una filial. American Express Bank International alcanzó un acuerdo con la justicia estadounidense para resolver los carlos que se le impataban por no mantener un programa eficaz contra el blanqueo de dinero. La FED asegura que esta filial de AE "tenía deficiencias graves y sistemáticas y que sus controles internos eran inadecuados para detectar, identificar e informar de actividades relacionadas con el blanqueo de dinero".