La Bolsa de Nueva York logró el jueves una leve recuperación, en un mercado donde los inversores mostraron prudencia sobre la resistencia de la economía a la crisis de los subprime. El índice Dow Jones ganó 0,44% hasta los 13.363 puntos, mientras que el Nasdaq subió 0,32%. Partirá este viernes -en el que estaremos atentos al dato de empleo de agosto- desde los 2.614 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 0,43% (+6,26 puntos) a 1.478,55. Wall Street realizó incursiones en el rojo antes de volver al alza, ante las dificultades de los inversores para tranquilizarse sobre la capacidad de resistencia de la economía a la reciente crisis del sector hipotecario a riesgo ('subprime'), pese a la publicación de datos económicos considerados positivos. Esto afectó al mercado, mientras que hubo coberturas de posición antes del informe sobre el empleo, según los expertos. Los operadores esperan el viernes el informe mensual sobre el empleo en Estados Unidos en agosto. Los datos son considerados muy representativos de la situación de la economía. El jueves, el panorama se ensombreció por las cifras de la Asociación de bancos hipotecarios (MBA), que revelaron el número de deudores inmobiliarios amenazados de expulsión alcanzó un récord histórico. El Fondo Monetario Internacional (FMI) también indicó que revisará a la baja sus previsiones de crecimiento para 2008, principalmente en Estados Unidos. Entre los valores en vista, Apple perdió 1,26% a 135,01 dólares. Después de haber anunciado una rebaja de 200 dólares en el precio de su l'iPhone, Steve Jobs anunció que ofrecerá un bono de 100 dólares a los clientes que compraron el aparato al precio inicial en las tiendas de la empresa. Finalmente, Boeing subió 0,38% a 96,20 dólares, luego de una orden de compra de 55 aparatos de la familia B737 por parte de China Southern Airlines. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,500% contra 4,473% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,790% contra 4,780%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios