El informe de auditoría de Altadis, tabaquera que comercializa marcas de cigarrillos como Fortuna o Gauloises, advierte de los posibles riesgos que puede sufrir la compañía relacionados con el "aumento de la competencia en los mercados donde vende cigarrillos y cigarros".
Según recoge este documento, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía hispanofrancesa opera en un mercado muy competitivo, lo que puede dar lugar a presiones en la fijación de precios de sus marcas y a unos márgenes de beneficio reducidos". Subraya que la disminución de la demanda en productos procedentes del tabaco en Europa y otros países, amparadas por las nuevas regulaciones de la industria tabaquera respecto al desarrollo, venta, distribución o publicidad de estos productos, también suponen un riesgo para la compañía. Por áreas geográficas, el documento destaca que algunos de los mercados emergentes donde opera el grupo pueden sufrir en el futuro alteraciones en su actividad económica motivadas por acontecimientos políticos, y que el mercado de cigarrillos en Europa está en declive y puede caer en una situación de sobrecapacidad de producción. Señala que otros retos importantes para mantener la consolidación del grupo pasan por seguir poniendo en marcha políticas adecuadas para limitar su dependencia de proveedores de materias primas, o afianzar su crecimiento orgánico y las adquisiciones realizadas. Pronostica que en 2007 Altadis reanudará la tendencia de crecimiento orgánico, y asegura que la dirección "se centrará en el desarrollo del negocio mediante el apoyo al valor de sus marcas", así como en la continuidad de los planes de reestructuración, "que contribuirán a mejorar los resultados". Asegura que "el mantener el programa de venta de activos no estratégicos y el plan de reorganización corporativa proporcionarán una base más sólida para aplicar la política de remuneración a sus accionistas". Respecto a las ofertas preliminares presentadas por Imperial Tobacco y las empresas de capital riesgo CVC y Pai Partners, reitera que "el consejo está estudiando las mejores ofertas para la compañía, sus accionistas y sus empleados".