El grupo francés Alstom anuncia hoy que, junto con su socio ruso Atomnergomash, va a fabricar la turbina-alternador y el material de la sala de máquinas para una central nuclear en Tomsk, en Rusia. La filial común Alstom Atomenergomash se basará en la tecnología Arabelle del grupo francés para el equipamiento de esta central, compuesta de dos reactores de 1.200 megavatios cada uno cuya construcción se iniciará en 2010, dentro de un programa de desarrollo nuclear en Rusia. Alstom, que no dio cifras del contrato, subrayó en un comunicado que esa filial tiene como objetivo hacerse con el equipamiento de las instalaciones convencionales de los reactores atómicos que se planean dentro de dicho programa.