El grupo francés Alstom ha anunciado que junto a un socio chino ha ganado un contrato para la venta de 246 vagones destinados a una de las líneas de metro de Shanghai, por un valor de 210 millones de euros. De esa cantidad, 66 millones corresponden a la participación de Alstom, mientras que el resto es por el trabajo de su socio chino Puzhen.