El industrial francés Alstom ha anunciado unos beneficios de 852 millones de euros en su ejercicio fiscal 2007-2008, que se cerró el pasado 31 de marzo, lo que supone un 56% más que en el mismo periodo del año anterior, al tiempo que revisó al alza sus objetivos para el presente año. El grupo asegura que la progresión de los beneficios responde "esencialmente" a "la mejora del rendimiento operativo combinado con la bajada de los gastos financieros y de reestructuración". El especialista en infraestructuras indica que su margen operativo rondará el 9% en marzo de 2010, un punto más que la anterior previsión. La revisión de sus objetivos de produce tras el récord de pedidos alcanzado en el último año fiscal (+23%, hasta los 23.472 millones de euros), que superó al ejercicio anterior que también había marcado un máximo.