El grupo francés Alstom proveerá el sistema de conducción automática de la línea 10 del metro de Shanghai, según un acuerdo firmado hoy en esta ciudad china en presencia del jefe del Estado francés, Nicolas Sarkozy. El presidente de Alstom, Patrick Kron, y su colega de Shanghai Shentong Holdings, han suscrito este contrato de un montante de 43 millones de euros, de los cuales 32 millones han sido concedidos al fabricante francés y el resto, a su socio CASCO Signal LTD. Alstom y CASCO se encargarán de la concepción, la fabricación, la instalación y la puesta en marcha del sistema de conducción automática de la línea 10 de metro, construida con motivo de la Exposición Universal de 2010.