El grupo galo facturó 4.502 millones de euros entre abril y junio, primer trimestre de su ejercicio contable, un 11% más que en el mismo periodo del pasado año. El incremento del volumen de negocios se debió en particular a la división de equipamientos energéticos, con 2.152 millones de euros que representaron un salto del 22%, explicó Alstom en un comunicado. El ascenso fue del 8% en los servicios de energía con 951 millones de euros y se limitó al 1% con 1.399 millones en el transporte.