El grupo industrial francés Alstom anunció que ha firmado una carta de intenciones con la eléctrica saudí SEC para la construcción de una central térmica de 1.200 megavatios por un monto de 1.900 millones de euros. La central, que estará ubicada junto a otra ya existente en Shoaiba, a unos 100 kilómetros al sur de la ciudad de Yeda, permitirá que al final las instalaciones consten de 14 unidades de 400 megavatios por una potencial total de 5.600 megavatios. El acuerdo firmado el pasado 28 de junio -que deberá ser formalizado con un contrato definitivo en los próximos meses-, es la tercera etapa del proyecto de Shoaiba, en el que Alstom ya ha puesto en marcha once unidades en dos fases sucesivas en noviembre de 1998 y en enero de 2004, que como las nuevas queman petróleo.