El comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy que hay señales que muestran "claramente" que "ha pasado lo peor en lo financiero", pero que aún hay un "camino largo y duro" hasta la vuelta al crecimiento económico, la creación de empleo y la reducción del paro.
"Poco a poco nos vamos acercando a la salida (de la crisis), pero las cifras de paro van a seguir subiendo todavía durante los próximos meses porque tienen que recibir un impulso positivo una vez que la economía se haya recuperado", explicó Almunia.

Según indicó en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, "es evidente que en los mercados financieros se han visto mejoras como consecuencia de las medidas adoptadas", si bien aún "hay áreas que no funcionan o no funcionan perfectamente". "Aún es pronto y vamos a tener que sufrir las consecuencias sociales de la crisis durante todo el año 2009", insistió.

Preguntado por la necesidad de afrontar una reforma laboral en este contexto, el comisario europeo se mostró a favor de un proceso así siempre que sirva para mejorar el funcionamiento de la negociación colectiva, ligando mejor sus resultados a la evolución de la productividad, para reducir la temporalidad o para mejorar la formación de los trabajadores desempleados.

Así, aseguró que "hay que desear que se llegue pronto a acuerdos" en el seno del diálogo social, dada la "rapidísima" escalada del paro en España durante el último año, superior a la del resto de los países europeos. "Hay que tomar medidas, no sólo en el mercado de trabajo, pero también en el mercado de trabajo", añadió.

EL GOBIERNO DEBE GOBERNAR, CON O SIN DIÁLOGO SOCIAL


Además, el comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios lanzó al Gobierno una advertencia sobre la urgencia de adoptar estas medidas: "Todos estamos de acuerdo en que el diálogo social es muy importante, pero también es verdad que los gobiernos tienen que asumir la responsabilidad de poner las iniciativas encima de la mesa y en última instancia tomar las decisiones que parecen necesarias".

Por otro lado, Almunia consideró "lógico" el plan que elabora el Gobierno para ofrecer cobertura a los parados a los que se les ha acabado la prestación por desempleo, si bien dijo que este tipo de ayuda "debe ir siempre ligada a la formación, para aumentar las expectativas de encontrar un nuevo empleo". "El subsidio por el subsidio no les va a sacar del paro", sentenció.

Finalmente, advirtió de que todas estas medidas acarrean un déficit al que debe ponerse un límite. En este sentido, apuntó que "lo que no puede ser una solución es mantener un déficit del tamaño actual durante mucho tiempo", por lo que llamó a disponer de "una estrategia de absorción en el medio plazo", una vez hayan desparecido las "circunstancias excepcionales".