El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, afirmó hoy que la recesión en España será "menos profunda pero más prologada" que la media de la zona euro y de la UE debido a los "desequilibrios estructurales" de la economía española, como la elevada deuda de los hogares, la crisis del sector de la construcción, el endeudamiento exterior o el alto nivel de paro. El Ejecutivo comunitario cree que la economía española caerá un 3,7% este año (medio punto más de lo que estimó en mayo y una décima más de lo que prevé el Gobierno). En el conjunto de la UE y en la eurozona, la contracción será superior, del 4% en ambos casos. Pero Bruselas prevé que todas las grandes economías europeas, excepto España, hayan salido de la recesión el último trimestre de 2009.