El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha subrayado hoy que la economía española seguirá teniendo este año superávit en sus cuentas públicas después de pagar la deducción de 400 euros en el IRPF, pero asegura coincidir con el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en que los márgenes tienen su "límite". "Todavía las cuentas públicas tienen superávit e incluso después de gastar los dineros necesarios para pagar los 400 euros, 6.000 millones, que son medio punto del PIB, todavía tendremos superávit este año", ha explicado Almunia en declaraciones a TVE.