Almirall se ha estrenado en bolsa con una subida del 7,14%, hasta los 15 euros, frente a los 14 de la colocación. Los laboratorios Almirall, propiedad de la familia Gallardo, protagonizan la cuarta OPV del año, tras la de Clínica Baviera, Realia y Solaria. Los 14 euros de la colocación suponen valorar la farmacéutica en más de 2.300 millones de euros e implican un PER -número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción- de 15,9 veces.
Es sin duda la OPV que mayor expectación ha levantado entre los inversores este año, no sólo por el precio que presenta –ya que saldrá a bolsa con un descuento de entre el 17 y el 33% respecto a la media del sector europeo- sino porque se trata de una empresa consolidada y porque el sector farmacéutico está poco representado en nuestro mercado. Sin embargo, ciertos nubarrones tiñen de negro su estreno en bolsa, ya que Almirall presenta una excesiva dependencia de las patentes –algunas de las cuales están a punto de caducar- y opera en un mercado donde está obligado a comercializar de forma continua productos para poder competir. A juicio de Alberto Roldán, director del Departamento de análisis de Renta variable de Inverseguros “no sale cara pero tampoco excesivamente barata”. Roldán añade que “no tiene demasiado descuento respecto a cómo cotizan otras farmacéuticas”. Y es que, este experto ve demasiados riesgos en el corto plazo como para ser cautos. “Pensamos que el mercado de patentes puede jugar un efecto importante en sus resultados, pues muchos productos están a punto de vencer sus patentes y perder ese privilegio nos hace tener dudas respecto al valor”, explica Roldán. Una opinión distinta es la que muestra Eduardo Liñán, gestor de Renta Variable de Inversis Banco. Para este experto, Almirall es un valor a tener en cuenta por varios factores: por el precio que presenta –ya que muestra un PER del 15 cuando la media del sector registra un PER del 18-, porque se trata de una empresa consolidada –es el segundo laboratorio en importancia en nuestro país- y porque “estamos hablando de un sector, el farmacéutico poco representado en el mercado español”, comenta el gestor de Inversis. Sin embargo, sí que es cierto, que existen ciertos nubarrones que desdibujan la imagen idílica de Almirall. Además de la dependencia de patentes, la farmacéutica de la familia Gallardo debe hacer frente a otra serie de riesgos, como la exhaustiva regulación en los mercados en los que opera, la necesidad de comercializar de forma continua productos para poder competir, o la dependencia de terceros sobre todo en aquellos países en los que no tiene red de distribución propia. A pesar de estas dudas, hasta en cuatro veces se ha superado la demanda en el tramo minorista, al que se ha destinado poco menos que la cuarta parte de la oferta, 11,17 millones de títulos. Por lo que respecta al tramo de empleados, la demanda ha superado en 4,2 veces el número de acciones asignadas a dicho tramo, según consta en la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Claves de la OPV Almirall sale a bolsa a un precio de 14 euros, lo que valora el 100% de las acciones de la compañía a un precio de 2.300 millones de euros. El número de acciones inicialmente ofertadas representa el 27,27% del capital social de la farmacéutica y es ampliable hasta el 30% del capital social de la sociedad en caso de que se ejercite en su totalidad la opción de compra green shoe, lo que reportará entre 623 y 760 millones de euros, según consta en el folleto de salida a bolsa. “Parece que la colocación se hace más por carácter defensivo que no buscando un plan estratégico de crecimiento”, explica el experto de Inverseguros. Sin embargo, el presidente de la farmacéutica, Jorge Gallardo precisa que “el crecimiento de Almirall pasa por la conquista de nuevos mercados, principalmente europeos, como el alemán o el británico”. Además, Gallardo dice “estar mirando con anteojos” a las farmacéuticas europeas y a sus productos con la intención de formalizar alguna adquisición, siempre que estén –dice- “alineadas con nuestra línea de producción”. Cómo está el sector farmacéutico europeo Cinco son las empresas farmacéuticas europeas con una capitalización similar a la que registra Almirall. La farmacéutica belga Omega –que acumula una revalorización en bolsa este año de algo más de un 5%- tiene una capitalización bursátil de 1.585 millones de euros. La eslovena KRKA –que sube algo más de un 16% en bolsa este año- registró un incremento del 23% en su beneficio neto semestral de 51,74 millones de euros. Una cifra que KRKA hubiera sido mayor si no hubiera aumentado sus provisiones. Su capitalización bursátil es la que más se acerca a la española Almirall. La francesa Ipsen –que sube en bolsa un 10%- y la alemana Stada que registra una revalorización de algo más de un 11%, son otros de los valores del sector a tener en cuenta. Sector farmacéutico español Dos son las principales “competidoras” de Almirall en el mercado farmacéutico español: Grifols y Faes Farma. La primera debutó en el parqué el 17 de mayo de 2006 y acumula desde su estreno en bolsa una revalorización del 192%. Si se tiene en cuenta su carrera bursátil este año, las cifras avalan la apuesta, ya que, Grifols ha subido algo más de un 47,6% desde comienzos de 2007. No obstante, sobre el holding empresarial especializado en el sector sanitario-farmacéutico, pesa el hecho de que Morgan Stanley –que ejerció como banco coordinador de la OPV- haya reducido su participación en la compañía del 13,25 al 8,18%. A finales de mayo, el banco de inversión realizó una colocación acelerada del 1,9% del capital del grupo entre inversores institucionales. Faes Farma es la segunda farmacéutica española por capitalización con 2.414 millones de euros. Sus acciones cotizan con un PER –veces en las que el beneficio está incluido en la acción- de 92 y acumula una subida en bolsa en lo que va de año de casi un 44%. El consejo de administración de la farmacéutica propondrá a la junta de accionistas del próximo 26 de junio la reducción del valor nominal de sus acciones, duplicando el número de títulos en circulación.