Alitalia ha revisado al alza sus pérdidas en 2006, hasta los 626 millones de euros, debido en gran medida a la devaluación contable de casi 200 millones de euros de su flota. La compañía celebrará una junta extraordinaria de accionistas el próximo 26 de junio, ante la grave situación que atraviesa la compañía.
Alitalia había cifrado de forma inicial en 380 millones de euros las pérdidas del pasado ejercicio, sin haber tenido en cuenta la devaluación de la flota. Asimismo, los resultados suponen un aumento de las pérdidas del 36,6% con respecto a los 458 millones de euros que registró en el ejercicio 2005. El pasado año, la aerolínea tuvo que hacer frente a "graves y crecientes elementos problemáticos y complejos". A parte de la caída del valor de la flota, la compañía hizo referencia al aumento del precio del carburante, el "fortísimo" crecimiento de la presión que ejercen las compañias de bajo coste, los continuos conflictos sindicales y el incumplimiento parcial de los objetivos fijados para reducir costes. En concreto, las incesantes movilizaciones sindicales a las que tuvo que hacer frente durante todo el año 2006 comportaron pérdidas de hasta 100 millones de euros. Éste sigue siendo uno de los principales problemas de Alitalia, cuyos trabajadores llevan ya casi dos semanas convocando paros diarios, el más importante de los cuales, tuvo lugar este martes, al que además, se sumaron los controladores de la Sociedad Nacional para los Asistentes de Vuelo (ENAV), causando la cancelación de unos 500 vuelos y la afectación de alrededor de 1.500 rutas. Junta de Accionistas Ante la gravedad de esta situación y teniendo en cuenta los cambios en el accionariado que conllevará el proceso de privatización de la compañía, el consejo de administración ha decidido convocar una junta extraordionaria de accionistas para el próximo 26 de junio.