El presidente de Telefónica, César Alierta, insistió hoy en la necesidad de una regulación "racional y simétrica" para el mercado europeo de las telecomunicaciones, de forma que facilite unas inversiones "con efecto multiplicador" que permitirán la creación de más de un millón de puestos de trabajo.  Según estimó, la inversión que tiene que acometer Europa en plataformas y redes es de alrededor de 300.000 millones de euros. "Los operadores necesitamos una regulación en la que, si hacemos las inversiones y nos equivocamos, corramos el riesgo nosotros, pero no hacer las redes y que todo el mundo se monte encima", aclaró.