El presidente de Telefónica, César Alierta, ha puesto la entrada en Telecom Italia como muestra de lo que quiere hacer para desarrollar el sector de las tecnologías de la información y de la comunicación en torno a la banda ancha y la movilidad. Entiende que, en este negocio, cada vez va a ser más relevante la colaboración con terceros.
En su intervención ante la junta de accionistas de Telefónica, Alierta dijo que Telecom Italia es una de las principales operadoras de telecomunicaciones y que juntos van a explorar las sinergias potenciales de un sector en crecimiento que se traducirá para ambas compañías en mayores ingresos, menos costes y mayor eficiencia en la ejecución de inversiones. Esta es la primera junta de Telefónica tras la fusión de su filial de Móviles y César Alierta hizo hincapié en la consolidación del nuevo modelo organizativo aprobado en julio del año pasado en torno a tres líneas de actividad: Telefónica de España, Telefónica Latinoamérica y Telefónica 02 Europa. Mejorar la vida de las personas, facilitar el desarrollo de los negocios, contribuir al progreso de las comunidades donde opera y proporcionar servicios innovadores basados en las tecnologías de la información y la comunicación son los objetivos del negocio de este grupo, que quiere liderar "la evolución del nuevo entorno digital", ha afirmado Alierta. Para ello, ha señalado que pretende conseguir una mejor experiencia del cliente, seguir invirtiendo en I+D (información y desarrollo), incrementar su competitividad y seguir trabajando por la convergencia tecnológica. Alierta ha recordado que Telefónica invirtió 4.300 millones de euros el año pasado en innovación tecnológica, un 48 por ciento más que el año anterior, y citó su último centro de investigación abierto en Barcelona así como la cogestión de un centro de I+D en China. Calificó la situación económica de la compañía de excelente. Alierta recordó el objetivo económico-financiero de duplicar el beneficio por acción y el dividendo por acción para 2009 respecto a 2005 y dijo que Telefónica apuesta por un sector cuyos ingresos van a crecer en los próximos cuatro años un 7 por ciento anual en todo el mundo. Añadió que la posición de la multinacional le permitirá "seguir obteniendo resultados diferenciales en el futuro y seguir creciendo significativamente a partir de 2009". Para el presidente de Telefónica, la fortaleza del grupo lo ha convertido en el referente del sector y sus resultados "no han hecho más que empezar a reflejarse en el valor de la acción". El discurso de Alierta se oyó muy mal en la sala por los gritos y pitidos de representantes de CGT para protestar por la situación del grupo de telemarketing Atento, de Telefónica, que inicialmente eran unos 20 y al final de la junta unos 50. En el turno de preguntas, se levantaron once accionistas, entre ellos varios trabajadores de Atento que denunciaron los últimos despidos en esta empresa. La junta aprobó los resultados que prevén unas inversiones de 8.003 millones de euros, un 55,3 por ciento más que el año anterior. Se aprobó la amortización de 147.633.912 acciones propias de autocartera, se ratificó el dividendo de 0,30 euros por acción a cuenta de noviembre y se aprobó un dividendo complementario de otros 0,30 euros por acción. Además, la junta autorizó al consejo la adquisición de acciones propias hasta un límite del 5 por ciento a lo largo de los próximos 18 meses. La junta aprobó reelegir como consejeros por un periodo de cinco años a César Alierta, actual presidente, Maximino Carpio, Gonzalo Hinojosa, Pablo Isla, Enrique Used y Gregorio Villalabeitia, así como ratificar el de José María Álvarez-Pallete que sustituyo a Luis Lada en julio pasado. También se aprobaron modificaciones de los estatutos relativas al voto electrónico y nombramiento de consejeros, para adaptarlos al Código Unificado de Gobierno de las sociedades cotizadas