El presidente de Telefónica, César Alierta, pronostica que España no se verá contagiada por las turbulencias financieras desatadas a raíz de los problemas de la hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Alierta asegura que no signos de recesión en la economía española y que maneja previsiones optimistas para los "próximos meses e incluso años".
El presidente de Telefónica, César Alierta, señaló durante un encuentro con corresponsales españoles en la capital británica, que "el sistema financiero español es muy bueno" y que gracias a ello, España, si se viera afectada por la crisis financiera, "sería en muy poca medida". Añadió que las previsiones de Telefónica sobre la economía para los "próximos meses, e incluso años, son optimistas" y no ve signos de recesión. El presidente de la multinacional española también negó que Telefónica se vaya a ver afectada por las dificultades financieras mundiales. De hecho, Telefónica resistió el mes pasado los efectos de la crisis y ganó 4.439 millones de euros en la bolsa, frente a las pérdidas bursátiles conjuntas de 7.656 millones de BBVA y Santander, más castigados por el mal comportamiento del sector financiero mundial. Esa situación permitió a Telefónica convertirse en la primera empresa española, al superar por primera vez en dos años a Santander en cuanto a capitalización, ya que los inversores han acudido a aquélla por considerarla un valor refugio. Multa por posición dominante Sobre la multa de 151,8 millones impuesta por la Comisión Europea por su posición dominante en el mercado mayorista de banda ancha, Alierta dijo estar "completamente seguro" de que Telefónica va a ganar el recurso interpuesto este lunes, porque "siempre hizo lo que tenía que hacer". En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno español recurra la multa ante la Justicia europea, indicó que Telefónica es una empresa privada y que va a resolver sus "cosas". La guerra de los medios Alierta también se refirió a la guerra del fútbol entre Sogecable -de la que Telefónica posee un 16,7% del capital- y Mediapro, al señalar que los contratos -como el firmado por ambas para ceder los derechos de emisión a Audiovisual Sport durante esta temporada-, "están para cumplirlos". "Nosotros somos una empresa que compra contenidos y lo haremos siempre que los precios sean los correctos", añadió. César Alierta reconoció también su interés por comprar el 50% que Portugal Telecom posee de Vivo, la mayor operadora móvil brasileña. Según ha publicado "Financial Times", Telefónica ha ofrecido 3.000 millones de euros a Portugal Telecom para asegurarse el control exclusivo -ya posee el otro 50%- del operador de móviles. El propio presidente de Telefónica admitió a principios de julio la oferta por Vivo en una entrevista con ese diario, pero se negó a especificar entonces la cantidad ofrecida.