Algunos Hedge Funds podrían haber vendido sus participaciones en ABN Amro por la su preocupación sobre la financiación de la oferta liderada por Royal Bank of Scotland. El miedo a que los actuales problemas del mercado hipotecario pongan en peligro los 66.000 millones de euros en efectivo del consorcio está entre los principales motivos de los fondos. La oferta total asciende a 71.000 millones de euros.