El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania se incrementó un 0,1% en el segundo trimestre del año respecto a los tres meses anteriores, cuando el aumentó fue del 1,3%, dato este último revisado hoy dos décimas a la baja.

En tasa interanual, el crecimiento fue del 2,8%, también muy por debajo del 5% del periodo enero-marzo.

Los datos han estado muy por debajo de la previsión del mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un crecimiento trimestral del 0,5% e interanual del 3,2%.