El Gobierno alemán elevó el miércoles su previsión de crecimiento para este año debido a la mejora de las exportaciones, pero se mostró cauto sobre el consumo privado y señaló que la recuperación sigue siendo frágil.  En su informe anual de perspectivas económicas, el Gobierno alemán prevé ahora un crecimiento del 1,4% este año, frente al crecimiento del 1,2% que pronosticó en octubre.  El informe señala que Alemania está marcada en 2010 por una gran infrautilización de su capacidad productiva. Añade que la recuperación global hará aumentar las exportaciones de Alemania, pero que éstas no alcanzarán este año el nivel que tenían antes de la crisis.