El Bundesbank (banco central) prevé un fuerte crecimiento del producto interior bruto (PIB) de Alemania en el tercer trimestre por el aumento de la producción industrial y la robustez del sector de la construcción.

En su boletín mensual de septiembre, publicado hoy, el Bundesbank también pronosticó que el consumo privado subirá palpablemente tras la notable ralentización en el segundo trimestre.

Además, es posible que las ventas minoristas mantengan el extraordinario elevado nivel de junio.

No obstante, el Bundesbank considera que hay que esperar para ver en qué medida influye la caída de las bolsas y el empeoramiento de las expectativas económicas en la disposición de los hogares y las empresas.

El Bundesbank prevé que a medio plazo va a caer la rentabilidad del sector bancario, en comparación con el periodo anterior a la crisis financiera, tras la introducción de la nueva regulación de Basilea III.

No obstante, las nuevas exigencias de capital social y de liquidez contribuirán a una mayor estabilidad financiera, de la que se beneficiará el sistema bancario alemán y el resto de sectores económicos, según el banco central de Alemania.