La ayuda que el Gobierno alemán ha prometido al fabricante de automóviles Adam Opel GmbH no está condicionada a que otros países europeos en los que Opel tiene fábricas también colaboren, informó Financial Times Deutschland el jueves, citando a un portavoz del Gobierno.