Los partidos que forman la gran coalición de Gobierno en Alemania acordaron esta madrugada endurecer por ley las condiciones que establecen los salarios de los altos ejecutivos en la economía privada, aunque no consensuaron niveles máximos de ingresos. La Unión Cristianodemócrata (CSU), la Unión Cristianosocial (CSU) de Baviera y el Partido Socialdemócrata (SPD) acordaron, entre otras cosas, que los ejecutivos no podrán vender sus opciones de acciones de su propia empresa antes de cuatro años y no dos como hasta ahora.