Alcoa Inc. redujo su dividendo un 82% y lanzó una iniciativa para reducir costos por más de US$2.400 millones anuales para el 2010, al tiempo que la mayor productora de aluminio en Estados Unidos continúa enfrentando una desaceleración de la demanda en medio de una recesión global. Dado el alto volumen en los inventarios de aluminio y los bajos precios, Alcoa ha estado intentando reducir su capacidad y encontrar compradores para algunas operaciones de producción de derivados, lo cual ha resultado difícil debido a la restricción en los mercados de capitales.