Alcatel-Lucent registró en el primer trimestre de 2011 pérdidas netas por importe de 10 millones de euros, un 98% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Si bien, estos resultados de la compañía de telecomunicaciones franco americana contrastan con las ganancias de 340 millones obtenidas en el último trimestre de 2010, según informó la compañía en un comunicado.

La facturación Alcatel-Lucent alcanzó en los tres primeros meses del año los 3.740 millones de euros, lo que supone un 15,2% más que el año pasado, gracias al aumento del 39,9% en Norteamérica, mientras que sus ventas en Europa mejoraron un 1,7%, pero retrocedieron un 1,8% en Asia.

En concreto, la división de redes facturó un 25,4% más, mientras que la unidad de aplicaciones incrementó un 8,4% sus ingresos y la división de servicios un 4,8%.

El consejero delegado de Alcatel-Lucent, Ben Verwaayen, se mostró satisfecho con ratificó las expectativas del grupo de alcanzar un margen operativo ajustado sobre ventas del 5%.