Albert Freré ha adquirido 4,5 millones de títulos de Iberdrola para evitar que la ampliación de capital de la eléctrica (para financiar la compra de Energy East) diluya su participación, según informa Expansión. El empresario belga ha invertido 180 millones de euros en esta operación.