Aisa se desplomó un 21,92% en la jornada de hoy en bolsa, en la que la inmobiliaria volvió a cotizar tras permanecer suspendida de durante más de un año. Los títulos de la compañía cerraron a 1,14 euros por acción en su primer día de cotización.