AP Holdings, propietario de la aerolínea italiana Air One y uno de las tres partes interesadas en Alitalia y está dispuesto a invertir 4.000 millones de euros para rescatar a la ruinosa compañía aérea. En el comunicado en el confirma la presentación de la oferta no vinculante para comprar la aerolínea estatal, AP Holdings ha señalado que su plan quinquenal contempla la renovación de la envejecida flota de Alitalia y prevé que la compañía volverá a registrar beneficios en 2009.