La aerolínea de bajo coste Air Berlin y su filial LTU aumentaron el número de pasajeros hasta los 23,91 millones de personas, un 9,5% más desde enero a octubre. Además, la ocupación de sus vuelos mejoró en un 1,3% hastsa el 78,2% de las plazas disponibles.