La aseguradora estadounidense AIG reveló el domingo que transfirió valores por valor de 22.400 millones de dólares, provenientes de una ayuda masiva del gobierno, a otros bancos y firmas financieras para respetar contratos, según un comunicado de la empresa. Usando fondos del préstamo de emergencia, las contrapartes financieras recibieron un total de 22.400 millones de dólares de garantías, reza el comunicado de la empresa. La mayoría de estas compañías son extranjeras, entre ellas figuran el banco francés Societe Generale, el alemán Deutsche Bank. El neoyorquino Goldman Sachs es el otro gran establecimiento que recibió fondos de AIG.