La unidad de derivados de AIG ha cancelado la mayoría de los acuerdos sobre hipotecas impagas con Goldman Sachs Group que quedaron después que la aseguradora fuera rescatada por el Gobierno estadounidense en 2008, según fuentes con conocimiento de la situación. La decisión de AIG Financial Products de terminar acuerdos de canje contra cesación de pagos que cubrían cerca de 3.000 millones de dólares en activos hipotecarios preparados por Goldman llevó a AIG a asumir una pérdida de entre 1.500 millones y 2.000 millones el año pasado.