El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, ha advertido que AIG debería pagar al Gobierno para compensar por los 165 millones de dólares (unos 127 millones de euros) en primas que dio a sus empleados como condición para recibir 30.000 millones de dólares en ayuda adicional. La aseguradora ya ha recibido un rescate gubernamental con dinero de los contribuyentes. "Impondremos a AIG un compromiso contractual para que pague al Tesoro, con el dinero de las operaciones de la compañía, la cantidad de los premios de retención que entregó", expresó Geithner en una carta a los líderes del Congreso.