La Agencia Internacional de la Energía anunció el viernes que la demanda mundial de crudo aumentará a un ritmo mayor del previsto a finales de este año y el próximo a medida que se recupera la actividad económica
Al mismo tiempo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo sigue produciendo aún más crudo, lo que deja al mercado con oferta más que suficiente para satisfacer el creciente consumo. 

La AIE dijo que la demanda de crudo en 2009 debería ser de 84,6 millones de barriles al día, unos 200.000 barriles al día más que la previsión anterior, aunque sigue representando una caída de 1,7 millones de barriles al día frente a 2008. La previsión de demanda de la AIE fue relativamente pesimista este año, así que la revisión de la demanda -revisada al alza durante cuatro meses consecutivos- es más afín a las previsiones de los analistas.

"Las cosas tienen mejor aspecto desde un punto de vista económico", dice David Fyfe, editor del informe de la AIE.

Se prevé que el consumo de crudo -encabezado por mercados como China- crecerá el año próximo en 1,4 millones de barriles al día a 86,1 millones de barriles al día, 350.000 barriles por día más que lo pronosticado en el informe de septiembre de la agencia.