El grupo de alimentación Royal Ahold  dijo el jueves que su beneficio neto cayó un 42% en el segundo trimestre en comparación con el mismo periodo de 2008, cuando registró unos extraordinarios por la venta de un supermercado en Holanda.
El beneficio neto entre los meses de abril y junio fue de 195 millones de euros, desde 338 millones el año pasado, en el que obtuvo una plusvalía de 162 millones de euros por la venta de una participación minoritaria en la cadena de supermercados Schuitema a CVC Capital Partners Ltd.

El descenso del beneficio es menor de lo esperado por los analistas, que apostaban por un beneficio neto de 183,9 millones de euros.

A finales de julio, Ahold dijo que sus ventas se elevaron un 11% en el segundo trimestre a 6.430 millones de euros, ya que la fortaleza del dólar aumentó sus márgenes en Estados Unidos. Si no se tiene en cuenta la fluctuación de las divisas, sus ventas subieron un 3,9% frente al incremento del 6,2% en el primer trimestre.